Actividades neuromotoras en el conocimiento del medio

El conocimiento del entorno del niño requiere un concepto integrador. Que el niño aprenda de forma aislada sobre un elemento concreto del entorno puede tener poco sentido. Para que un niño aprenda debemos llenar el contenido de significado. Nunca será lo mismo enseñar de forma teórica el ciclo del agua que vivenciarlo. Dar vida a una temática determinada conectándola con el día a día del niño es lo que permitirá que un aprendizaje sea duradero en el tiempo.

El mito de la pirámide del aprendizaje

Proporcionar varias vías para afianzar un contenido permite que el niño entienda mejor el mundo que le rodea. La pirámide del aprendizaje indica que un niño retiene más aquello que experimenta. Sin embargo, por mucho que lo pongamos bajo la lluvia o le hagamos recortar algodón para pegarlo en un mural como si fueran nubes no conseguiremos que el niño entienda el ciclo del agua porque para adquirir aprendizaje se requiere conocimiento. Y este, o se transmite de un individuo a otro o se debe buscar en un libro. Por esta razón, no concebimos el aprendizaje como una pirámide sino como un círculo en el que varias vías sensoriales juntas crearan un aprendizaje más significativo que utilizar simplemente la experimentación por si sola.

Entra en nuestra tienda

La transmisión del conocimiento a través de la lectura, la narración o el dialogo hacen que solo se empleen dos sentidos en la adquisición de conocimiento. La vista y el oído son las dos principales fuentes para la transmisión del conocimiento. Pero existe todo un área kinestésico y corporal que permite al niño experimentar y interactuar con un contenido a través del juego. Para jugar se necesita ver, oír, tocar, dialogar, relacionarse y moverse. Es sin duda la forma más elevada de investigación en el niño. El juego permite activar todos los canales del aprendizaje en un a sola actividad haciendo que el contenido llegue por múltiples caminos

Esto plantea un enorme reto para padres y educadores porque no es lo mismo dar un libro o leer un contenido a un niño, que crear actividades que permitan la interacción y el juego sobre un concepto determinado. La neuromotricidad amplia el número de vías de comunicación incluyendo el movimiento en el proceso de aprender.

Actividades en movimiento

El niño necesita movimiento, y los educadores deben dar respuesta a esta necesidad biológica para el desarrollo del niño. Los padres y maestros están concienciados de la importancia de los factores ambientales en el desarrollo del niño. La luz, la temperatura, el ruido son estudiados y tenidos en cuenta a la hora de crear entornos que favorezcan el desarrollo. No obstante, olvidan los factores de desarrollo biológico que es lo primero que se debe tener en cuenta. La maduración del sistema nervioso y cognitivo va a depender en buena parte de la estimulación a través del movimiento. Por eso proponemos en esta entrada una serie de juegos y actividades que amplían el espectro de vías de comunicación en el conocimiento del medio introduciendo el movimiento.

Factores climáticos Material: Sin material.

Objetivo: Conocer y experimentar los fenómenos climáticos a través de la interacción neuromotora.

De pie, decimos al niño una situación meteorológica (viento, lluvia, sol intenso) y el niño debe moverse imaginado estar bajo ese clima.

Variantes: Contamos un pequeño cuento en el que la situación meteorológica se va modificando y el niño va pasando por todos los fenómenos climáticos.

En función de la edad iremos aumentando la complejidad de los factores atmosféricos con los que el niño se encuentra( tornado, gota fría, etc.)

Entra en nuestra tienda

Puntos cardinales Materiales: Sin material

Introducimos la actividad contando una historia de piratas para después colocar en la clase un cofre del tesoro al que los alumnos deberán llegar. Sabiendo que la pizarra indicará el norte, el alumno deberá conseguir trazar un recorrido que le permita desde su posición llegar al cofre del tesoro. (3 pasos norte, 5 pasos este y por ultimo dos pasos oeste).

Variantes: Una vez que el alumno ha calculado cual es su recorrido sitúa a un compañero en su lugar con los ojos cerrados y le da las coordenadas para ver si el compañero consigue llegar.

Mi país Material: Sin material.

Objetivo: Activar áreas sensitivas para predisponer al aprendizaje.

Después de introducir las comunidades autónomas y las provincias que cada comunidad autónoma tiene. El niño se pondrá de pie junto a su mesa y cuando el profesor diga una comunidad, el niño debe saltar tantas veces como provincias contenga esa comunidad.

Variantes: Podemos introducir cualquier otro tipo de movimiento o pedir al niño que nombre la provincia a la vez que salta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.