¿Qué tienen en común los mejores sistemas educativos del mundo?

Según la profesora y analista educativa Inger Enkvist, la clave del éxito del sistema educativo en Finlandia es el respeto al profesorado. Se habla mucho del milagro finés, y en las universidades de educación de todo el mundo se analizan sus métodos educativos. Sin embargo, los informes educativos PISA son mucho más que Finlandia. Países como Singapur, Japón o China han superado en resultados al modelo finés.

En los primeros puestos hay países con metodologías antagónicas. Desde un modelo más dirigido como el de los países asiáticos o anglosajones, hasta modelos más autónomos como el modelo de los países escandinavos. Sin embargo, el respeto es el factor común que convierte en excelentes a los primeros sistemas del ranking.

El respeto hace referencia al acto de honrar, apreciar y considerar a las personas o las cosas. Una definición simple que sostiene las bases de los mejores sistemas educativos del mundo. Sin respeto no puede haber aprendizaje. Es la necesidad de escuchar al otro, de respetar los modelos y las actividades lo que permite que la información llegue clara a través de los sentidos. El respeto crea un clima agradable en la escuela permitiendo el confort de todos para aprender.

Las escuelas son pequeñas sociedades. Promover y garantizar el respeto en las mismas tendrá una connotación directa sobre la sociedad. El respeto sobre el que se sustentan los mejores sistemas educativos del mundo tiene un impacto directo en crear una sociedad mejor. Una retroalimentación bidireccional que mejora la educación y la sociedad.

Ninguna metodología funcionará sin respeto

La docencia es una profesión vocacional. Muchos maestros invierten tiempo y dinero en su propia formación para mejorar su calidad docente. El cariño hacia el alumno, y la idea de ayudar a construir una sociedad mejor, hace que miles de docentes dediquen buena parte de su tiempo libre o de sus vacaciones a formarse, planificar, o analizar sus acciones docentes.

Sin embargo, todo el esfuerzo docente cae en saco roto cuando se intenta aplicar en un entorno sin respeto. Un sistema que no se sustenta sobre el respeto no podrá jamás desarrollar ningún tipo de metodología. Cuando el respeto no está en la base, la tasa de bajas por depresión en la profesión docente se dispara. Podemos pensar que quizás los docentes son más débiles que los conductores de autobús, policías o enfermeros. Pero las bajas laborales disminuyen a ratios normales en los países con excelentes sistemas educativos en los informes PISA. Garantizar el respeto mejorará la calidad docente a la vez que el sistema educativo y posteriormente como consecuencia la sociedad.

Tipos de respeto

Respeto a los demás: En la pequeña sociedad que es la escuela el respeto debe ser universal. El aprendizaje de valores se realiza por imitación. Por lo tanto, es imprescindible que toda la comunidad educativa tenga bien asimilado la importancia del respeto, y la practique cada día. El respeto al alumno, al personal de limpieza, a los padres, o al equipo administrativo es la mejor manera de enseñar a los alumnos qué es el respeto.

Respeto al docente: El profesorado es el pilar de cualquier sistema educativo, y por su formación se le debe considerar autoridad. Una sociedad sin leyes, es una sociedad que está condenada al desastre. Las normas en los centros educativos deben ser claras y su cumplimiento obligatorio. La autoridad la ejerce el docente y debe ser respetada tanto por alumnos, como por la sociedad. Un padre que infravalora el trabajo del docente estará colaborando a que su hijo se salte las normas, primero las del colegio y en la edad adulta las normas sociales.

Respeto al trabajo: El respeto es la base para poder trabajar en condiciones. Si un alumno molesta constantemente el trabajo de los demás, provoca que poco a poco el resto piense que trabajar no merece la pena. Si el alumno no respeta el trabajo del equipo de limpieza del colegio, del profesor, o del personal de administración, será imposible que respete el trabajo del resto de su aula. El respeto es el elemento imprescindible para el compromiso que requiere aprender.

Respeto al entorno: No consiste en dejar un mejor planeta a nuestros hijos. Sino, en dejar mejores hijos al planeta. Un niño que no respeta su entorno difícilmente será un adulto comprometido para crear un mundo mejor. Ensuciar, destrozar una papelera, o un simple balón, no es solo un gasto económico para la sociedad. Representa falta de valores morales hacia las cosas que construimos entre todos. Es un reflejo claro de egoísmo hacia el resto de la sociedad que no puede disfrutar de aquello que se ha destruido. En los mejores sistemas educativos los niños son responsables de mantener y cuidar su entorno, y sus padres responsables subsidiarios de pagar y reparar las acciones de sus hijos.

No es una cárcel es una micro sociedad

Algunos docentes comparan a los colegios con cárceles, y dicen «cuando un preso incumple una norma no se le saca de la cárcel». Es un error de perspectiva absoluto.Los colegios no son cárceles, son lugares de encuentro donde se aprende a colaborar, y a vivir en sociedad. Cuando un ciudadano en la sociedad no cumple las normas recibe un castigo.

Un alumno que no sabe convivir en sociedad debe tener su consecuencia. Entender esto es importante para que el sistema educativo se respete a si mismo. No es una cárcel, es una sociedad en la que el docente debería tener la autoridad para garantizar el bienestar de todos.

Es el respeto a la norma lo que ha reducido los casos de acoso escolar en Finlandia. El respeto de la sociedad a la autoridad docente permite que los docentes actúen, y hagan que las normas sociales que se estipulan para la convivencia se cumplan.

En los sistemas educativos donde el respeto no está en la base, los casos de acoso se triplican. Un sistema donde el acosado cambia de colegio, y los acosadores siguen acosando, es un sistema que no funciona. Un sistema que delega en la justicia la resolución de conflictos que suceden en el ámbito educativo, es un sistema que tiene las manos atadas, y al que no se le permite ejercer la autoridad que ya está reconocida por la ley.

Si el objetivo de una sociedad es mejorar la educación. Lo primero es apostar por trabajar, ejercer y practicar el respeto como pilar en cualquier centro educativo. Esto traerá sin duda una mejora de la educación y lo que es más importante una mejora de la sociedad.

Ideas para promover el respeto

Aulas de convivencia: Espacios pensados en los centros educativos para alojar durante unas horas o durante unos días a alumnos que no consigan respetar a los demás. Si un alumno molesta en las clases no esta respetando ni la labor docente, ni el aprendizaje de sus compañeros. Salir fuer del aula a trabajar de forma más individualizada contenidos matemáticos y lingüísticos le ayudará a valorar los entornos sociales.

Disminución de ratios: Grupos numerosos en espacios reducidos es la mejor combinación para el conflicto. Gestionar relaciones sociales requiere de tiempo y es imposible que el profesorado se encargue de gestionar conflictos en aulas superpobladas.

Compromiso social: La educación es compromiso de todos. Un sistema en el que una de sus partes no valora la educación, está condenado a romperse. Toda la sociedad en su conjunto, políticos, medios de comunicación, grupos de poder, etc deben de valorar y respetar la educación como el elemento imprescindible para una sociedad mejor.

Responsabilidad subsidiaria: Los padres son los responsables de la educación de sus hijos. El respeto a los demás y a las normas es algo que se debe inculcar en el hogar. Los padres deben ser responsables subsidiarios de las acciones de sus hijos en el colegio. No poner limites y normas a un niño también es un tipo de maltrato. Asuntos sociales debe colaborar de forma directa con los centros educativos en los casos no solo en el que el niño sufra desatención o maltrato físico. Sino, también cuando exista un maltrato social por inacción educativa de los padres.

Referentes éticos: Un país que valora lo mediocre mientras desconoce sus premios nobel en literatura o ciencia tenderá a la mediocridad. Valorar a los referentes científicos, literarios o deportivos que poseen cualidades morales y éticas, permite que los niños aprendan por imitación valores que crean una sociedad mejor.

Autoridad y formación docente: La docencia es una profesión que necesita una formación continua .Los docentes deben estar en continua formación, pero esta formación debe ser reconocida garantizando la autoridad docente. Nadie se imagina a un padre entrando en un quirófano para indicar al cirujano sobre como debe operar a su hijo. De la misma forma el docente debe ser respetado en las decisiones educativas porque para eso está en continua formación pedagógica.

One thought on “¿Qué tienen en común los mejores sistemas educativos del mundo?

  1. Luis Alfonso 10 noviembre, 2019 / 2:01 pm

    Gracias por el articulo, muy apropiado en el contexto actual en Latinoamérica, donde falta una verdadera identidad y reconocimiento al ejercicio DOCENTE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.