Beneficio de la escalada en las funciones ejecutivas

Trepar es algo innato al ser humano. Todos los primates trepan y el ser humano, como un primate más disfruta de subir y bajar de las alturas. La bipedestación y la prensión de las extremidades permiten al niño escalar con cierta facilidad desde la infancia.

Trepar es un ejercicio exigente. Necesita del desarrollo de las funciones ejecutivas del cerebro, la toma de decisiones, la concentración, la memorización y la resolución de problemas son imprescindibles para la escalada.

Además, la práctica de escalada no solo tiene beneficios físicos de forma globalizada. Sino que, permite desarrollar la prensión para el desarrollo de la grafomotricidad. Además, favorece la conectividad entre el cerebro, las extremidades corporales y los sentidos. Por último, el esquema corporal y la lateralidad están también presentes en todas las acciones de trepa.

Pensamiento ejecutivo

El niño no nace sabiendo tomar decisiones. Se necesitan estímulos que favorezcan en el niño el aprendizaje a través del ensayo y el error. La escalada es una herramienta fantástica para fomentar la toma de decisiones, la planificación y la resolución de problemas.

Si nos basamos en el análisis del pensamiento ejecutivo se puede observar que la escalada permite trabajar todas las funciones ejecutivas del cerebro.

Es una actividad motivadora inherente a la propia anatomía del ser humano. Esto permite la activación y la organización cerebral porque la actividad en si misma crea interés y supone un reto para el niño.

Focalizar la atención para la búsqueda de una vía de subida, manteniéndola durante largos periodos de tiempo. Analizar su esquema corporal concentrándose en su entorno y en la posición de las partes de su cuerpo para poder trepar.

Es una actividad física exigente que requiere esfuerzo tanto físico como mental. Aumentará su capacidad para perseverar en el tiempo durante el desarrollo de cualquier actividad en el día a día.

La percepción de riesgo que crea la escalada desarrolla el auto concepto positivo del niño. Mejorando la confianza en si mismo. El auto control en la toma de decisiones permite un desarrollo emocional positivo que disminuye la impulsividad propia de la primera infancia y la adolescencia.

Por último, el uso de la memoria de trabajo para recordar agarres, apoyos o recorridos permite aumentar a través del juego y el deporte la retención y el análisis necesarios para la acción de escalar.

Los beneficios ejecutivos son solo una parte de las ventajas de la escalada en el desarrollo infantil. La salud física y la canalización de la energía de los más pequeños son otros de los beneficios que la escalada trae consigo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.