Koala, la regresión cerebral por falta de movimiento

Siempre ponemos ejemplos de como el movimiento ha provocado el desarrollo del cerebro. Es más, es el elemento diferenciador entre los seres vivos con estructura nerviosa y los que no. Es la necesidad de moverse la que diferencia a los mamíferos y las plantas.

La variabilidad motora ha provocado el aumento del cerebro en la gran mayoría de las especies. En el ser humano, provocó un desarrollo del lóbulo frontal que le permite tener raciocinio. Sin embargo, existe un simpático animal que nos demuestra en su evolución que al igual que el movimiento desarrolla y aumenta la capacidad del cerebro, la falta del mismo provoca su atrofia y empequeñecimiento.

El koala, el animal más emblemático de Australia se encuentra en grave peligro de extinción y de deterioro cognitivo. Hace veinte millones de años, el koala era un animal arbóreo que se movía entre los árboles, y se alimentaba de múltiples tipos de hojas. El cambio climático provocó que el eucalipto se impusiera y la selva fuera sustituida por los bosques de eucaliptos modificando la dieta y el estilo de vida de este simpático animal.

La hoja del eucalipto es poco nutritiva, y sobre todo, es difícil de digerir. Esto provoca que el Koala pase más de cinco horas al día comiendo, y más de dieciocho horas estático intentando digerir la comida. Este estilo de vida ha provocado un progresivo empequeñecimiento del cerebro. Pasando según los fósiles encontrados en la época selvática de un cráneo lleno de una gran masa cerebral, al cerebro actual más pequeño que el tamaño de una nuez y sin conexión entre sus lóbulos cerebrales. El koala demuestra de forma empírica la regresión del cerebro que provoca el sedentarismo.

El sedentarismo mata y nos hace más tontos.

Si el ser humano hubiera seguido la situación regresiva del cerebro del Koala, su cerebro hubiera pasado de pesar el kilo y medio que pesa en la actualidad, a pesar poco más de 100 gramos.

El desarrollo y el mantenimiento cerebral necesita de movimiento. Sin embargo, la sociedad actual no necesita moverse para sobrevivir. La tecnología puede sustituir el movimiento, y aunque esto puede parecer una ventaja en el corto plazo, provocará graves daños cognitivos en el desarrollo evolutivo del ser humano.

El cerebro existe para articular el cuerpo, y sin una relación bidireccional entre el cuerpo y el cerebro, ambos poco a poco se deterioran. Esta claro que la tecnología ha llegado para quedarse, pero no puede ir en contra de los elementos vitales para el desarrollo humano.

Crear espacios y eventos que favorezcan el movimiento es hoy en día mucho más importante que en cualquier otro periodo de la evolución humana. El desarrollo cognitivo ha permitido crear una sociedad del bienestar donde se puede conseguir los elementos necesarios para la supervivencia sin un excesivo esfuerzo. Es una suerte vivir en los tiempos que vivimos, pero el ser humano debe ser consciente de la importancia de la actividad física, no solo para el mantenimiento de la salud, sino también, para el desarrollo cognitivo.

La tecnología no puede ser nuestro árbol de eucalipto que nos ancle al sofá. Es responsabilidad, tanto individual como colectiva, exigir una tecnología que fomente el movimiento. Porque la tecnología es solo una herramienta que se puede utilizar para crear e implementar múltiples patrones motores. Como muestra de esto, puedes pasarte por nuestro canal de youtube para ver que la tecnología puede acercarnos al movimiento y levantarnos del sofá.

2 thoughts on “Koala, la regresión cerebral por falta de movimiento

  1. Ainhoa 21 julio, 2020 / 6:37 am

    Hola, interesantísimo artículo, muchas gracias. Estoy totalmente de acuerdo con las ideas que estáis compartiendo. Me gustaría tener acceso a los estudios científicos que avalan la involución cerebral del Koala por sedentarismo. Por favor, podéis compartir esa información conmigo??
    Muchas gracias

    • Ne.S.A. Investigatión group 21 julio, 2020 / 5:59 am

      Hola Ainhoa
      Puedes descargar las publicaciones de l profesor Mike Archer de la universidad Nuevo Gales del Sur donde analiza el desarrollo del cráneo del koala en lis últimos 20.000 años. Además también existe algún documental de nacional geographic sobre los efectos de eucalipto en el koala. Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.