Senda Mitológica Monte Hozarco

A la entrada del corazón de los Picos de Europa desde Cantabria podemos encontrar la Senda Mitológica del Monte Hozarco en Peñarrubia. Una ruta de fácil recorrido entre un bosque de Roble y Hayas con los seres mitológicos más populares de la cultura tradicional cántabra escondidos entre sus ramas.

Dos kilómetros de recorrido cargados de misterio y fantasía que hará las delicias de los más pequeños de la casa. Aunque la carretera hasta el inicio de la ruta es a través de carretera nacional, los paisajes que vas dejando a los lados de la carretera hace que esta ruta sea maravillosa antes incluso de empezar. El inicio de la ruta se encuentra en la Ermita de Santa Catalina, justo al lado de un pequeño pueblo llamado Cicera. Como puedes observar en la imagen existe un enorme descampado donde poder dejar el coche y equiparte antes de comenzar la ruta.

Tras caminar unos 400 metros desde el parking del coche se observa claramente un cartel que indica el inicio de la senda mitológica. Poco a poco nos adentramos en un bosque frondoso y tupido de múltiples árboles propios de la Península Ibérica. Robles, hayas, castaños, acebos y encinas, que cubren con sombra todo el camino. La vegetación permite que el recorrido se pueda realizar durante todas las épocas del año, aunque hacerlo en otoño debe ser realmente espectacular.

Un sentimiento de magia y emoción aborda al visitante desde los primeros pasos. El frescor de los árboles y el sonido de los pájaros genera bienestar en el visitante que poco a poco comenzará a sentirse observado.

No queremos desvelar todos los personajes de la mitología cántabra que nos fuimos encontrando por el camino. Pero la Ojáncana nos contó nada más comenzar la ruta que si conseguimos ver a todas las criaturas que habitan los bosques de cantabria podremos llegar al mirador de Santa Catalina, donde podremos observar desde el cielo de Cantabria el impactante desfiladero de la Hermida con los Picos de Europa al fondo.

Los personajes que te acompañan durante todo el camino explican al visitante sobre el bien y el mal, las debilidades de los hombres, o cómo explicar fenómenos extraños de los bosques.

Hadas, duendes y monstruos harán que los niños permanezcan atentos y concentrados en encontralos.

El mirador de Santa Catalina

Al final del recorrido llegarás al mirador del Santa Catalina. Un lugar que podría parecer también de cuento, pero que sin embargo, tienen el placer de disfrutar todos los vecinos de los pueblos cercanos al corazón de los picos de Europa.

Un lugar indescriptible con palabras en un día soleado. Una de las mejores vistas de Cantabria donde podrás retomar el aliento, mientras los niños observan diferentes tipos de buitres, águilas y otros muchos tipos de aves del cielo cántabro.

Una vez recuperados de ver uno de los entornos naturales más bonitos del mundo podréis volver hasta el coche por el mismo sendero de subida para despediros de los habitantes del bosque y disfrutar de la riquísima gastronomía del cantábrico en cualquiera de los pueblos que rodean este Monte mágico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.