La educación física en tiempos del COVID

Desde la llegada del coronavirus la educación vive tiempos convulsos. Las distancias de seguridad o la falta de contacto obliga a replantear los sistemas educativos.

La asignatura de educación física se encuentra en una gran encrucijada,a la que,la clase política no ha sabido dar respuesta, o no le ha interesado. Una asignatura que tiene como objetivos principales fomentar la salud y la socialización a través del movimiento, debe buscar la forma de conseguir mantener estos objetivos pero sin el contacto que requiere cualquier interacción humana.

Por lo tanto, el comienzo de curso requiere un análisis y planificación muy profunda que permita desarrollar esos objetivos evitando el contagio.

La falta de movimiento mata más que el coronavirus por lo tanto es necesario buscar protocolos y actividades que permitan el movimiento asegurando las pautas de seguridad dadas por los diferentes organismos sanitarios.

Promoción de la salud

La promoción de la salud y la actividad física, es uno de los bloques de contenidos de la asignatura de educación física. En la situación actual, las medidas de higiene para la prevención de enfermedades debe ser unos de los pilares sobre los que se base el inicio del curso escolar.Realizar actividades para crear hábitos de higiene, o protocolos para el desplazamiento seguro por el centro, es una de las mayores aportaciones de la educación física a la salud comunitaria.

Por otro lado, el covid es un gran aliado para hacer entender a los niños la importancia de la actividad física en el fortalecimiento del sistema inmune frente a cualquier enfermedad.

Adaptación de la intensidad

La intensidad de una actividad provoca una mayor exhalación al respirar a la vez que una mayor secreción de fluidos corporales. La actividad física siempre debe ser adaptada a las características individuales de cada niño. Sin embargo, en una situación de pandemia por un virus que se transmite por el aire evitar una respiración potente o la secreción de sudor es importante. Buscar actividades de baja intensidad va a permitir que el niño se vaya adaptando poco a poco a una vida activa después de un largo periodo de inactividad. Además, va a permitir disminuir los riesgos de contagio por la menor cantidad de partículas en el aire. Un ejemplo sencillo es caminar en vez de correr. Ampliamos los tiempos de práctica disminuyendo la intensidad y aportando al niño todos los beneficios del movimiento.

La mascarilla es un elemento imprescindible en la lucha contra la propagación del virus. Las actividades de baja intensidad permiten su uso y por lo tanto, es responsabilidad del docente buscar actividades que permitan una correcta oxigenación con la mascarilla puesta.

Gestión de espacios.

Uno de nuestros lemas es que muchas veces las mejores aulas no tienen cuatro paredes. Los espacios abiertos permiten que la carga viral a la que nos exponemos al realizar actividad física sea mucho menor. Un pabellón siempre será mejor que un aula ordinaria, y un parque mucho mejor que un polideportivo. Buscar espacios abiertos que permitan que el aire se recicle de forma constante es importante durante las clases de educación física. Buscar rutas, o parques cercanos al centro para que los niños puedan acceder a lugares abiertos y ventilados. En la situación actual los contenidos pasan a un segundo plano y creemos sinceramente, que el andar y respirar aire limpio, es lo más beneficioso que la hora de educación física le puede aportar para su salud física y mental.

Distancias para salvar vidas

Los deportes son una herramienta más dentro de las muchas que están dentro de la educación física. Se puede elegir entre un número infinito de deportes entre los cuales hay muchos que no necesitan contacto. Los deportes de raqueta, el yoga, o el esgrima son solo algunos de los deportes que necesitan una distancia de un metro y medio para su desarrollo. Por lo tanto existen múltiples alternativas para conseguir el desarrollo de habilidades motoras respetando las distancias de seguridad que marcan las autoridades sanitarias.

Gestión de grupos

Es un punto muy importante siempre en la asignatura de educación. Las actividades suelen ser grupales y los maestros siempre tienen una intencionalidad en la creación de unos grupos u otros. Sin embargo, en este curso la salud pública manda,y es conveniente conocer bien a principio de curso, cuáles son los grupos sociales del niño fuera del aula. Si conseguimos establecer en clase grupos de referencia que también tengan relación entre ellos fuera del aula, estaremos ayudando mucho en el rastreo en caso de un posible brote. Por eso, y como en este curso la salud prima por encima de casi todo, recomendamos realizar sociogramas al inicio del curso para crear grupos estables que sean muy parecidos a los que el niño tiene fuera del aula. Sabemos que esto va en detrimento de la socialización pero puede ser de gran ayuda en la salud comunitaria.

Materiales individualizados

Internet permite acceder a cientos de tutoriales para crear materiales caseros para cualquier deporte. Este curso disponer de materiales individualizados es un prioridad para disminuir los contactos. Crear tu propio mosquete o una raqueta con material reciclado es más sencillo que nunca. Solo debes buscar en youtube y tendrás cientos de opciones para que el alumno pueda crear su propio material. También es posible adquirir materiales a un precio más reducido para grandes grupos. Haz comprender a la familia que esta es una situación excepcional, su hijo necesita movimiento pero también garantizar la salud de todos y para eso la mejor opción es que cada alumno cuente con su material propio.

  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.